Un impactante hecho ocurrió este 28 de enero en un zoológico de Uzbekistán, donde una mujer arrojó a su hija de tres años a la jaula de los osos. Afortunadamente, el animal apodado Zuzu no le hizo daño, solo la olió y se alejó.

El mismo establecimiento Tashkent Zoo aclaró la situación en su página de Facebook.

Según relataron los testigos, la mujer forcejeó con su hija y la levantó por encima de la valla de seguridad. A pesar de que algunos presentes intentaron evitarlo, logró meter a la niña en la jaula de un oso pardo. Esto es comprobado por las cámaras de seguridad que grabaron el momento.

La niña fue rápidamente rescatada y tratada por el personal de servicio médico, quienes constataron que tenía algunas heridas causadas por la caída desde una altura de más decinco metros, pero que no había sido atacada por el animal.

El zoológico informó que se hará cargo de los gastos médicos. Mientras tanto, la mujer quedó detenida por tentativa de homicidio y se continúa investigando el hecho.

Este incidente mostró claramente que nuestro oso Zuzu es un depredador tranquilo que no está enojado con la gente 

En el comunicado del zoológico se explica que el oso yacía tranquilamente en su jaula, sin intención de hacerle daño a nadie: “Este incidente mostró claramente que nuestro oso Zuzu es un depredador tranquilo que no está enojado con la gente. También nos gustaría destacar el hecho de que nuestro personal trató al depredador cautivo correctamente”.

También se alertó sobre el peligro que representó esta acción: “Si un oso tratara a un niño como si fuera una presa, sería horrible pensar en cómo terminaría”.

Por último, tras desear pronta recuperación a la menor y aclarar que la Policía se encuentra trabajando en la investigación de lo sucedido, el establecimiento contó el tiempo que lleva el animal en el lugar, para dejar en claro que jamás tuvieron algún tipo de problema con él.

“Zuzu llegó del zoológico de Bakú en 2017 e inmediatamente se ganó el cariño de todo nuestro equipo debido a su apertura, alegría y amor por las personas”, dice el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *