Ciudad de México.- En Argentina, un albañil que estaba haciendo trabajo en un cementerio, descubrió que el féretro de su hijo estaba tirado a la mitad de la calle.

De acuerdo con medios locales, el hombre denunció el incidente a las autoridades, tras haber ido al cementerio municipal de Ojo del Agua, en Córdoba, Argentina, a realizar trabajos de albañilería.

Antes de empezar a trabajar, fue al nicho de su familia y fue cuando se dio cuenta que el féretro de su hijo abandonado en la calle tras haber sido profanada su tumba.

El albañil quedó conmocionado y realizó la denuncia pertinente a la policía. Tras las indagaciones, confirmaron que las responsables eran la expareja y la hija del difunto.

Según los reportes, ambas viajaron desde la capital de Córdoba en una combi, con la intención de llevarse el cuerpo, presuntamente, para llevarlo a la ciudad y sepultarlo en un cementerio más cercano a su domicilio. Habrían desenterrado el féretro en la madrugada, pero no se ha revelado el por qué dejaron el cuerpo tirado en la calle.

Trascendió que el albañil y su familia nunca se opusieron al cambio de localización del ataúd, siempre y cuando fuera de acuerdo a la ley. Mientras se determinan las sanciones para las responsables, se ha solicitado a la policía que se realicen los trámites correspondientes para cambiar el cuerpo de féretro, ya que éste sufrió daños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *