CDMX, 27 de febrero.- Paola Castillo, influencer que ganó fama gracias a Badabun, reconoció entre lágrimas que su ausencia en redes se debe a que se encuentra bajo tratamiento, ya que tuvo que quitarse los implantes de seno.

Hace apenas unos meses la chica presumió la operación que le permitió incrementar en varias tallas su busto. Sin embargo, en un nuevo video explica que tuvo que quitárselos debido a que su cuerpo los rechazó.

“Estoy devastada. Es el tercer día de mi tratamiento y aún faltan más. No saben cuan doloroso es, tanto física como mentalmente”; declaró en su video.

También pidió a las personas que eviten burlarse de ella, por haberse sometido a dicha cirugía y haber fracasado en su objetivo.

Todo indica que el problema se debió a una bacteria que invadió su cuerpo.

Aseguró que aprendió su lección y será la última cirugía estética que se hará en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *