CANCÚN, MX.- Un automovilista que circulaba ebrio, acompañado de dos niños, dejó desde anoche a vasto sector sin energía eléctrica al derribar un poste de la Comisión Federal de Electricidad, dado el fuerte impacto del choque.

El accidente ocurrió en el Arco Vial frente a la Región 237, en la colonia Bethel, en la 242, donde el conductor perdió el control del volante al estar alcoholizado y se estrelló contra un poste de la CFE, que acabó desprendido de su base, por lo que varias colonias se quedaron sin energía eléctrica.

Los propios vecinos detuvieron al conductor, y al llegar agente de Tránsito lo aseguraron para llevárselo al departamento de peritos.

A pesar de lo aparatoso de la colisión no hubo lesionados, ni el automovilista, ni los menores de edad que lo acompañaban, una niña de unos 11 años, y un niño de ocho, que fueron valorados por los paremédicos.

El automóvil, un Toyota compacto, fue remolcado al corralón y hasta horas de la mañana una cuadrilla de empleados de la CFE realizaba trabajos para sustituir el poste y restablecer el servicio. (Agencia SIM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *