Chetumal, 07 de abril.- Más de 24 padres de familia se manifestaron en la escuela primaria Primo de Verdad, en apoyo a la maestra Ashanti Pérez, quien fue acusada por una madre de educar “con formas” violenta a su hijo.

Gisele Ramírez Tun, una de las madres, reconoció que si bien la profesora “es estricta”, no se tiene registros de que haya golpeado a uno de sus alumnos, recalcando que la única mama que denunció, Paola “Salazar”, en realidad tiene problemas personales con la docente.

Citaron que esta situación está afectando la educación de sus hijos, pues debido a que las autoridades de la Secretaría de Educación de Quintana Roo tiene bajo investigación a Ashanti Pérez desde el viernes pasado, por lo que fue separada del cargo.

Desde entonces los 31 alumnos del tercer grado de ese plantel no tienen quien les enseñe, aunque la dirección haya puesto al profesor de educación física como maestro sustito.

“Obviamente no es lo mismo, pues ese licenciado no está capacitado para dar clases de español, historia o matemáticas a los niños y niñas. Y mientras la situación se resuelve, se está lesionando el derecho a nuestros niños a tener una educación de calidad”, declararon.

Sobre la señora Paola “N”, quien interpuso una denuncia en contra de la profesora, mencionaron que siempre ha sido conflictiva, además de que tienen la prueba de las actas de reuniones de padres de familia, que demuestran que nunca ha acudido a estas juntas, mucho menos había antes tratado de solucionar este problema.

Por su parte Sergio René Acosta Manzanero, presidente de la Asociación de Padres de Familia en Quintana Roo, también estuvo presente en el lugar, coincidiendo en que tras dialogar con los afectados, se determinó solicitar que la SEQ acelere las investigaciones, a fin de que la docente Ashanti Pérez se reincorpore o al menos se instale otro profesor de manera permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *